Abogados de Inmigración en Los Angeles

Abogado especialista en defensa de deportaión

¿Se Puede Reabrir un Caso de Inmigración?

Puede ser aterrador y abrumador cuando su caso de inmigración es cerrado sin la resolución que usted esperaba. Aunque muchos casos se cierran con un final feliz, otros no. En ese caso, es probable que se pregunte cuáles son sus próximos pasos. Paniotto Law Firm se especializa en casos de inmigración y estamos aquí para ayudar. En este caso, su pregunta de si se puede reabrir un caso de inmigración es una buena pregunta. Siga leyendo para encontrar la respuesta.

¿Cuándo se Puede Reabrir un Caso de Inmigración?

La respuesta corta aquí es que sí, un caso de inmigración puede ser reconsiderado. Sin embargo, esto sólo se puede hacer si hay nuevos hechos a considerar en el caso. Hay un par de maneras de hacer esto y tener uno de nuestros abogados de inmigración de su lado puede ayudarle a pasar por esto correctamente. Trabajaremos en su caso individualmente y le ayudaremos a tomar decisiones basadas en sus circunstancias únicas.

¿Cómo se Puede Reabrir un Caso?

Hay dos maneras de hacer que su caso sea revisado de nuevo. La primera es presentar una moción de reapertura. Esto se hace cuando usted tiene nueva información que puede cambiar el resultado del caso original. Estos nuevos hechos deben estar respaldados por pruebas que se incluyen en la moción. Puede utilizar esta moción si está solicitando la suspensión de la deportación, el ajuste de estatus, el asilo o la asistencia ineficaz de un abogado. Se debe presentar la moción de reapertura dentro de los 90 días de la fecha de entrada u orden de expulsión.

La otra opción es presentar una moción de reconsideración. Esta vía se utiliza cuando se considera que se ha cometido un error en la ley o en el procedimiento de la vista del caso original. Un ejemplo sería si usted siente que sus derechos constitucionales fueron violados en el curso de la audiencia. De nuevo, esto debe hacerse dentro de los 90 días. Tenga en cuenta que, en cualquiera de los dos casos, la deportación puede seguir ocurriendo ya que la presentación no cambiará en los procedimientos de expulsión existentes. Hay excepciones a esto y nuestros abogados pueden ayudarle a determinar si usted es elegible para cualquiera de ellos.

¿Qué Sucede Después?

Una vez que su moción haya sido aprobada, el juez escuchará y analizará cualquier nueva evidencia que usted comparta. Basándose en las nuevas pruebas, el juez tomará una decisión final sobre su caso. En la mayoría de las situaciones, sólo puede presentar una moción de reapertura y una moción de reconsideración (pueden presentarse al mismo tiempo), pero hay excepciones. En muchos casos, usted puede apelar la decisión con la ayuda de su abogado.

¿Por Qué Contratar a un Abogado?

El sistema judicial de inmigración puede ser confuso, por lo que contratar a un abogado puede ayudar. Un experto conoce los entresijos de las leyes y puede asesorarle sobre su caso concreto. Hay una tasa más alta de un resultado satisfactorio cuando se utiliza un abogado, por lo que generalmente vale la pena contratar a alguien para ayudarle a ganar su caso, ya sea que esté empezando o que esté en el proceso de apelación. Llame a Paniotto Law Firm hoy para comenzar con una consulta gratuita.

¿Qué es una Petición de Ciudadano a Padres en los Estados Unidos?

Si usted es un ciudadano de los Estados Unidos que tiene al menos 21 años de edad, puede presentar una petición de ciudadano a padres para que sus padres vivan en los Estados Unidos. Esto no convierte a tus padres en residentes permanentes del país, pero una vez aprobada, les permite vivir con usted mientras siguen el proceso para convertirse en titulares legales de la tarjeta de residencia. El proceso puede ser un poco abrumador y hacerlo correctamente aumenta las posibilidades de éxito. La Firma de Abogados Paniotto esta aquí para ayudar como especialistas en leyes de inmigración en el área. Esto es lo que necesita saber.

¿Qué formulario se necesita para solicitar que los padres vivan en los Estados Unidos?

El primer paso para seguir el proceso es llenar el formulario I-130. Si su progenitor aún vive en otro país, deberá esperar a que el formulario sea aprobado antes de que pueda viajar a los Estados Unidos. Si su progenitor ya está en el país de forma legal (mediante un visado, por ejemplo), puede utilizar el formulario I-485, que es una Petición de Ajuste de Estatus, que se rellena con el I-130. Esto permite el procesamiento inmediato de la solicitud de la tarjeta de residencia. Nuestros abogados de inmigración pueden ayudarle a navegar por el proceso y conseguir que los formularios se llenen correctamente y de una manera oportuna y eficiente.

Instrucciones para el formulario I-130

Una de las mejores cosas que puede hacer es rellenar el formulario I-130 en línea. Si eso no es posible, asegúrese de rellenar limpiamente a mano, utilizando un bolígrafo de tinta negra. Si no le cabe toda la información en el formulario, utilice una Parte 9 para incluir cualquier información adicional.

Comenzará marcando la casilla "Padre" en la primera pregunta del formulario. En la segunda pregunta, tiene que verificar su relación, ya sea de padres biológicos o adoptivos. No pueden ser ambos. Es probable que no tenga que incluir ninguna información para la tercera pregunta.

La segunda parte del formulario incluye su propia información, incluyendo su estado de residencia, número de seguridad social, su nombre completo y apodos, su dirección, estado civil, historial de trabajo e información aplicable sobre sus padres.

La siguiente parte del I-130 es su información biográfica y la cuarta sección información sobre el beneficiario. Esto incluirá los números de registro de extranjeros aplicables, los números de cuenta del USCIS, los números de la seguridad social, los nombres, la información sobre el matrimonio y la familia, la situación del visado y la dirección.

El resto del formulario consiste en proporcionar información sobre intentos anteriores de petición, información de contacto, declaraciones y firmas.

Documentos necesarios

Al rellenar el formulario I-130, hay algunos documentos que también debe aportar. Eso incluye una prueba de su ciudadanía estadounidense, una prueba de que es hijo de sus padres (biológicos o adoptivos) y las tasas que conlleva la presentación del formulario y la solicitud.

Cómo Empezar

El proceso I-130 puede ser abrumador y consumir mucho tiempo, pero Paniotto Law Firm está aquí para ayudar. Nuestros experimentados abogados de inmigración conocen el proceso y pueden ayudarle a llenar los formularios y presentarlos al USCIS. Cuando esté listo para comenzar, llámenos y lo pondremos en marcha con una consulta gratuita.

¿Quién Puede Presentar la Petición Familiar de Hijos a Padres?

Si los padres no son ciudadanos documentados, pero tienen hijos en los Estados Unidos, sus hijos son considerados ciudadanos, pero los padres no. Esto aumenta el riesgo de ser separados si los procedimientos de expulsión avanzan. Es entonces cuando una petición familiar de hijos a padres puede ser la acción más apropiada a seguir.

Una tarjeta de residencia basada en este tipo de solicitud mantiene a los niños con sus padres y el Bufete de Abogados Paniotto puede ayudarle a determinar si usted es elegible y cómo seguir adelante con el proceso. Siga leyendo para obtener la información importante que necesita para comenzar.

¿Qué es la Tarjeta de Residencia Basada en una Petición Familiar de Hijos a Padres?

También conocida como green card, esta petición da preferencia a un miembro de la familia inmediata, como cuando los hijos son legales, pero los padres no. Sin embargo, hay algunas regulaciones con respecto a cómo funciona esto y es mejor saber cuáles son antes de decidir si quiere hacer esta petición.

Recurrir a un abogado de inmigración puede ayudarle a navegar el sistema y puede acelerar el proceso, reduciendo el riesgo de separación y deportación. Hay algunas formas de hacerlo y el proceso también puede utilizarse si los padres son ciudadanos legales de Estados Unidos, pero los hijos no. Del mismo modo, los hermanos y los cónyuges también pueden ser elegibles para solicitar una tarjeta de residencia basada en la petición familiar.

¿A Quién se Considera Pariente Inmediato?

Hay dos maneras de solicitar una tarjeta de residencia basada en la familia. Son a través de un pariente inmediato o a través de un pariente preferente. A diferencia de otras solicitudes de residencia, ésta no tiene en cuenta el historial de empleo o los antecedentes. Suele ser completada por un patrocinador, en lugar del pariente, que en este caso es un hijo. Los padres se consideran familiares directos si su hijo es ciudadano estadounidense y tiene al menos 21 años. Si los padres son ciudadanos estadounidenses, los hijos solteros menores de 21 años se consideran familiares directos. Si los padres buscan obtener la residencia a través de hijos menores de edad que son ciudadanos, un patrocinador puede ayudar. Hay una cuota de tarjetas de residencia de parientes preferentes, por lo que los tiempos de espera pueden ser bastante largos.

¿Qué Documentos se Necesitan?

Antes de solicitar la tarjeta de residencia, es importante tener toda la documentación requerida reunida y lista para presentarla. Eso incluye el pasaporte, el certificado de nacimiento, los documentos de matrimonio y divorcio, la declaración jurada de apoyo, un formulario médico para inmigrantes y dos fotografías de tamaño carné. En algunos casos, pueden ser necesarios otros formularios. Un abogado puede ayudarle a saber exactamente lo que se necesita y puede ayudarle a traducir los documentos si no habla inglés. Sin el papeleo adecuado, no podrá solicitar su tarjeta de residencia, así que vale la pena tomarse el tiempo necesario para reunirlo todo de antemano.

¿Está Preparado para Empezar?

La solicitud de la tarjeta de residencia puede ser abrumadora y dar miedo, sobre todo si te preocupa que te separen de tu familia. Por eso es importante contar con un abogado de inmigración con experiencia que le ayude en cada paso del camino. Cuando esté listo para empezar, llame a Paniotto Law Firm y concierte su consulta gratuita.

¿Vale la Pena Pagar por un Abogado de Inmigración en Los Ángeles?

Si está leyendo esto, es probable que se pregunte si debe gastar el dinero para contratar un abogado de inmigración en Los Ángeles. Es cierto que la contratación de un abogado añadirá costes a su caso de inmigración. Lo que tal vez no sepa es que es más probable que gane su caso con un abogado que le ayude en el camino. ¿Pero eso significa que vale la pena contratar a alguien? Paniotto Law Firm se especializa en la ley de inmigración y están aquí para ayudarle. Aquí está lo que necesitas saber.

Costo de un Abogado de Inmigración en Los Ángeles

Antes de que pueda decidir si vale la pena contratar a un abogado de inmigración, tiene sentido saber cuánto podría gastar. Los honorarios varían dependiendo de los servicios que necesite, por lo que su caso puede ser más o menos que la media. Además, los abogados experimentados pueden cobrar precios más altos, pero pueden ofrecer más experiencia y conocimientos.

La solicitud de un permiso de trabajo le costará entre 300 y 600 dólares. La solicitud de ciudadanía puede costar hasta 1.500 dólares, mientras que la tarjeta de residencia por motivos familiares puede costar hasta 3.000 dólares. Si solicita asilo, deberá pagar entre 1.000 y 6.000 dólares. Ajustar su estatus puede costar hasta 2.500 dólares y si necesita un abogado de defensa contra la deportación, podría gastar hasta 15.000 dólares o más.

¿Qué se Obtiene Cuando se Contrata a un Abogado?

Decidir contratar a un abogado implica entender lo que va a recibir por los honorarios que paga. Debido a que el proceso de solicitud para los inmigrantes puede ser bastante complejo, un abogado es valioso para navegar por el proceso y estar seguro de que se hace correctamente, cada paso del camino.

Si solicita asilo o tiene antecedentes penales, el proceso es aún más complicado. Un abogado mejora las posibilidades de que su caso sea escuchado y de que obtenga la resolución que desea.

Un abogado también es útil si se enfrenta a la barrera del idioma, ya que puede ayudarle a traducir los documentos y las conversaciones importantes.

Haciendo el Proceso Más Rápido y Reduciendo el Riesgo

Otra gran razón para tener un abogado de inmigración de su lado es hacer que el proceso sea más rápido y reducir el riesgo de perder. Los expertos afirman que contar con un abogado puede reducir el tiempo necesario para terminar su caso en un par de meses.

Al mismo tiempo, un abogado conoce los entresijos del sistema y puede ayudarle a asegurarse de que rellena su documentación correctamente y a tiempo. También pueden aconsejarle sobre los mejores pasos a dar para conseguir una resolución positiva en su caso. Es mucho más probable que gane su caso si cuenta con la ayuda de un abogado de inmigración con experiencia.

Cómo Empezar con su Caso

Suele ser una buena idea contar con la ayuda de un abogado de inmigración en su caso. No sólo tiene más probabilidades de ganar, sino que el proceso es mucho más rápido. Puede intentar avanzar por su cuenta, pero corre un mayor riesgo de que se lo denieguen y se enfrente a la deportación. Cuando usted se sienta preparado para resolver su caso, usted necesita llamar a Paniotto Law Firm hoy para una consulta gratis.